Cuatro consecuencias de las adiciones a los videojuegos

La adicción a los videojuegos consiste en el uso excesivo o compulsivo de juegos de vídeo al grado de interferir en la vida personal y actividades diarias de las personas. Este es un problema que se puede considerar reciente, pero no por eso deja de ser grave ya que el impacto especialmente en la población joven es muy alto y por tanto las consecuencias no solo se reflejaran en nuestra actualidad, sino que también comprometerán nuestro futuro.

4 consecuencias de las adiciones a los videojuegosminecraft-1106252_960_720

  • Disminución de las relaciones personales: Las personas suelen concentrarse tanto en sus videojuegos que suelen dejar a un lado a la familia y los amigos, compartiendo su vida con una máquina. Existe juegos en línea que fomentan las relaciones con otras personas que lo hacen a través de ese canal, es decir las personas no llegan a conocerse y por lo tanto no comparten físicamente. Las familias se resienten por la ausencia de la persona, algo que termina afectando considerablemente al jugador.
  • Pérdida de la noción del tiempo: Las personas que son adictas a los videojuegos suelen perder la noción del tiempo, ya que su única conexión con el mundo se convierte en la plataforma donde se está desarrollando el juego, en el cual el día y la noche como vida normal no existen. Esto los hace dejar a un lado sus obligaciones laborales o educativas, creándole grandes problemas en su vida diaria.
  • Problemas de salud: El estar jugando todo el tiempo un juego, generalmente en una misma posición operando los controles suelen desencadenar problemas de salud, entre ellos podemos mencionar el síndrome del túnel carpiano, dolores lumbares, agotamiento de visión, entre otros.
  • Tendencia al sedentarismo y la obesidad: La mayoría de estos juegos suelen desarrollarse en posiciones fijas, es decir, no implican movimiento, con lo cual se queman muy pocas calorías algo que termina llevando a la obesidad, lo cual es un grave problema que esta impactado a la sociedad actual.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *